U

Una boda siempre supone un cambio de vida, una nueva etapa en toda pareja de novios, un momento de abandono de la soltería y comenzar a convivir juntos. Las bodas significan mucho tanto a nivel personal como familiar y social y, a medida que han avanzado los años, no han dejado, ni un ápice, de ser unos acontecimientos de gran relevancia.

Un festejo de gran trascendencia que reúne a una multitud de personas. Por ello, no puede ser tomado a la ligera. Una gran decisión que reúne una serie de cuestiones a tener en cuenta, como la búsqueda del vestido de novia, el traje del novio, el lugar donde se celebra la ceremonia (si es el mismo donde se festeja, por ejemplo) o la distribución de los comensales, entre otras cosas.

No olvidemos una de las partes más importantes de la boda, para que quede constancia del acontecimiento y su importancia y sea recordado para siempre, el reportaje fotográfico. Lo más habitual, para realizarlo, es recurrir a un fotógrafo de bodas profesional. Evitarás una mala calidad de las fotografías tomadas durante esa jornada por alguien que no conoce las técnicas a la perfección y pueda estropear el recuerdo de un día realmente importante.

La importancia de las fotografías

Un buen reportaje de fotografías plasma los momentos más importantes y mágicos del enlace, como los preparativos de la ceremonia (cuando la novia comienza a vestirse y el novio empieza a ultimar los detalles del traje), el ramo o las imágenes que se toman en emplazamientos de índole artística de la pareja unida, y transmite belleza y amor. Para saber que estamos ante un buen reportaje de boda, os aconsejo escoger aquel que transmita la realidad de la forma más sencilla y bella posible, sin ser muy alterada ni que pueda parecer recargada, adornada… Tan solo capturar imágenes con emoción y únicas. Aquellas fotografías que nos hagan sacar una sonrisa cada vez que las veamos en nuestro álbum de boda.

 

De eso se trata, pues la fotografía es capaz de hacer que un recuerdo no se borre de nuestras mentes nunca y de ahí la importancia de imprimirlas en un álbum de papel. En la actual era digital, nos olvidamos a veces de la importancia de lo impreso, pero es la manera más segura de conservar un recuerdo ante perdidas de discos duros u ordenadores/móviles estropeados. Según un estudio de Google, todos los discos duros se romperán tarde o temprano.

El álbum de boda tiene, por tanto, una importancia extrema, tanto a nivel de seguridad como de emoción, al ser un recuerdo tangible de un momento único de nuestras vidas. Un objeto preciado que conservaremos para las generaciones futuras y hará recordar ese día como si fuera ayer. Una época en la que la ilusión, el amor, la esperanza y la emoción iban de la mano. Página a página, esas sensaciones se van transmitiendo a todo aquel que abra el álbum, además de tener un valor de elemento atemporal e incalculable.

Christian Nadales

CERRAR MENU