P

Por tierras Catalanas, en este caso por la zona de Berga, la cual no conocía, para realizar la preboda de Irene y Alejo.
Una de esas tardes que no sabes si saldrá el sol, habrán muchas nubes o que aventura nos vendrá.
Irene y Alejo son de esas parejas que desde el primer café ya sabes que te vas a llevar super bien con ellos porque congeniamos desde el minuto 1.
La idea era realizar una sesión y hablar de ellos, me subí en su coche, coche por llamarlo de alguna manera, porque después de montarme en ese 4×4 a mi golf ya no lo veo con los mismos ojos. Subimos hasta el Mirador de la Figuerassa donde sólo se puede subir con ese tipo de coches.

Muchas gracias a Irene y Alejo por confiar en mi y mil gracias por dejarme formar parte de vuestra historia.

Nos vemos en nada en vuestro “Sí, Quiero”.

Un abrazo.

CERRAR MENU