U

Uno de los momentos más entrañables en la vida de cualquier persona es su boda y las fotografías son ese recuerdo inolvidable e inmortal que nos recordará a nuestra pareja, familiares y amigos. Como fotógrafo de bodas soy consciente de que retratar esos momentos mágicos e irrepetibles depende principalmente de la sensibilidad y profesionalidad para que el reportaje sea todo un éxito.

Elegir un buen fotógrafo para el día de tu boda es un aspecto clave si quieres tener el mejor recuerdo de tu vida y repasarlo siempre que lo desees. Este trabajo es vocacional, por eso influye muchísimo la pasión e ilusión que le pongo a este tipo de trabajos, donde continuamente fluyen los sentimientos y la emoción.

Cuando se comienza con la organización o preparativos de la boda, está claro que el fotógrafo debe formar parte de la lista del plan. Por ese motivo, necesitas planificar previamente cómo será el reportaje fotográfico, porque la fotografía es la encargada de inmortalizar una mirada, un gesto, un momento especial gracias al ojo humano del profesional que hay detrás.

 COMO FOTOGRAFO DE BODAS TE VOY A OFRECER ALGUNOS CONSEJOS QUE DEBES TENER ESPECIALMENTE EN CUENTA.

 

1. Las imágenes deben reflejar el amor de la pareja

Hay que saber captar el sentimiento mutuo de las dos personas y puedo asegurarte que cada “maestrillo tiene su librillo” o, lo que es lo mismo, que cada profesional tenemos nuestros secretos o estilo para conseguir que las imágenes reflejen ese momento crucial como parte de una nueva etapa de tu vida.

2. La sencillez y naturalidad

Para mí es sumamente importante reflejar la naturalidad, porque la sencillez no está reñida con la elegancia y la originalidad. La toma de imágenes donde imperan estos conceptos ofrece unos resultados más creíbles.

3. Saber captar los momentos más especiales

Hay momentos que son claves y sentimientos y emociones que nos ponen la sensibilidad a flor de piel donde el llanto contenido se mezcla con la alegría. Obviamente, la ceremonia tiene un excelente guion orquestado como la preparación de la novia, el sí quiero y el baile. Nos encontramos con un vaivén de emociones, desde el nerviosismo inicial hasta la relajación de la fiesta y el disfrute con los seres queridos.

4. El romanticismo

Como fotógrafo profesional, sé que es fundamental captar el romanticismo que encierra una boda donde las miradas, gestos y pequeños detalles son claves para la cámara. Esas imágenes esconden la esencia del enlace matrimonial y la decisión de dar un paso tan importante en la vida de cualquier persona.

5. La calidad

Otro aspecto importante, además de la naturalidad, imaginación y sensibilidad, es realizar fotos de calidad que dependerán del equipo de trabajo. En este caso, siempre puedo ofrecer mi portafolio para conocer mi trabajo y, según la idea que se tenga, puedo asesorar y ayudar a mejorarla.

5. Diálogo y comunicación con la pareja

Para mi es muy importante conocer qué desea la pareja que se va a casar. En algunas ocasiones tienen las ideas claras pero, otras veces, dejan en mis manos dicha labor. Es necesario que exista una buena comunicación antes y durante el enlace matrimonial para comprender bien qué es lo que realmente se quiere o desea.

6. Definir el tiempo de entrega de las fotografías

Se debe dejar bien estipulado en cuánto tiempo se hará la entrega fotográfica y también el formato en el que se hará. Siempre me gusta aclarar cualquier duda que surja porque, en muchas ocasiones, la pareja que se casa tiene referencia de otros trabajos u otras bodas y suele mostrarlos como ejemplos. Yo en mi caso es de 7 días después de la boda, os dejo mi pagina donde tengo todos los precios y tiempos bien definidos.

CHRISTIAN NADALES

 

 

CERRAR MENU